La fisura anal es una úlcera lineal que se produce en el interior del conducto anal, afectando al anodermo hasta el margen anal y que provoca dolor anal.

El tratamiento quirúrgico se reserva para casos de intenso dolor refractario y para los fracasos del tratamiento conservador. Se suele realizar sin ingreso hospitalario, bajo anestesia local y sedación.



Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted